En el recorrido podrás aprender 7 importantes prácticas de producción verde.

Aprovechamiento de residuos

Nichos ecológicos

Estos nichos naturales ayudan a mantener el suelo en equilibrio, a través de la hojarasca y la cascarilla del cacao.

Hojarasca del cacao: es la cobija del suelo que ayuda a mantener la humedad necesaria  en el  cultivo en épocas de lluvias, y evita el encharcamiento del suelo que causa stress en las plantas. Durante el verano actúa como retenedor de humedad evitando la deshidratación del cultivo por falta de agua.

Mantillo:  se forma de la descomposición de la hojarasca. Aporta al control de las malezas, regula la humedad del suelo y es abono orgánico que añade nutrientes al suelo y proporciona nitrógeno, fosforo y potasio.

Cascarilla de cacao: funciona como un sistema de riego natural. Actúa como una esponja y va proporcionando la humedad necesaria al suelo.

Nichos de Forcipomya ssp o Mosca del cacao: Son compuestos de Hojarasca, cáscara de cacao y melaza que actúan como atrayente para elevar la reproducción de la mosca, la cual es la responsable de la polinización natural.
En invierno encontramos también nichos de hongos conocidos como Oreja de Palo, son muy vistosos por su color.

Aprovechamiento de residuos de manejo, cosecha y poscosecha.

RESIDUOS DE MANEJO: cuando se hace la poda, se recoge los frutos secos que son foco de contaminación de plagas y enfermedades, son depositados en el área de abono para su respectiva descomposición. 

RESIDUOS DE COSECHA: la cáscara y vena que no son utilizados para la elaboración de productos, se depositan en el área de descomposición para abono.

RESIDUOS DE POST COSECHA: Se procesan las cascaras para hacer artesanías, empaques y bisutería.